lainformacion.comDeportes

Practicopedia > Categorías > Deportes > Deportes de agua > Qué es el síndrome de descompresión

Qué es el síndrome de descompresión

En este practicograma podrás tienes toda la información relacionada con el síndrome de descompresión.

BUCEADOR-669_0.jpg

18/08/2015 por: Laura Martínez Álvarez

En lo que llevamos de verano ocho personas han sufrido el síndrome de inmersión en lo que va de verano, tres de ellos con fallecimiento. Te contamos todo lo que debes de saber sobre este síndrome así como consejos para prevenirlo.

  1. 1 En qué consiste esta enfermedad

    Esta enfermedad también llamada "enfermedad del buzo" o "ataque de presión", se debe a la formación de burbujas de nitrógeno en zonas del organismo que pueden pasar a la sangre (dando lugar a fenómenos embólicos), permanecer donde se han formado o emigrar a otras partes, produciendo diversos síntomas.

  2. 2 Cómo lo pueden prevenir los buzos

    Para que no se presente esta enfermedad en los buzos, estos deben respirar una mezcla gaseosa que contenga uno o más gases inertes (por ejemplo: nitrógeno, helio, hidrógeno), y deben permanecer un tiempo y a una profundidad determinada para que se produzca una saturación considerable de gas inerte en los tejidos.
    En esas condiciones es imprescindible realizar durante el ascenso paradas estáticas por el buzo para eliminar el sobrante de gas inerte que se acumula en los tejidos. Si se omiten estas paradas se producirá una sobresaturación excesiva de gas inerte que puede alcanzar el punto crítico de sobresaturación a partir del cual el gas cambia de estado y forma burbujas. Estas burbujas que pueden ser intravasculares y/o extra vasculares son las responsables del cuadro sintomático de la enfermedad descompresiva.

  3. 3 Por qué se produce

    El nitrógeno constituye el 70% de los gases de la atmósfera y está presente en el aire que respiramos y en las botellas que se emplean para bucear. Al sumergirse, la presión ambiental aumenta de forma proporcional a la profundidad alcanzada, con lo que el buceador respira aire a una presión mucho mayor que en la superficie. Al aumentar la presión parcial del nitrógeno, gran cantidad de este gas tiende a penetrar en los tejidos del organismo.
    La cantidad de nitrógeno disuelto depende de la profundidad y duración de la inmersión: cuanto más larga y profunda, mayor cantidad de nitrógeno absorberán los tejidos del organismo. No hay problema mientras el buzo permanezca a presión, pero al ir ascendiendo la presión disminuye y el nitrógeno tiende a abandonar los tejidos y es eliminado por los pulmones al expulsar el aire.

  4. 4 Cuáles son los síntomas

    Dolor de cabeza, vértigos, cansancio inusual o agotamiento. También erupciones en la piel, dolor en las articulaciones, hormigueo en brazos o piernas, debilidad muscular o parálisis. En algunos casos dificultad para respirar, alteración de conciencia e incluso la muerte.

    Los síntomas suelen aparecer al poco tiempo de salir del agua o durante las últimas etapas del ascenso en las formas graves. Casi el 80% de los casos presentan los síntomas dentro de las primeras 2 horas posteriores a la inmersión y el resto dentro de las 24 siguientes. Si aparecen 24 horas después de bucear, es poco probable que se trate de un accidente descompresivo, aunque hay excepciones.
    Si el buceador se somete a un descenso significativo de la presión atmosférica durante las 12 o 24 horas siguientes a su inmersión (escalar una montaña, viajar en avión, etc.) puede producirse un accidente descompresivo ya que la baja presión facilita la formación de burbujas en tejidos que ya estaban saturados

  5. 5 ¿Cómo se diagnostica?

    En la mayoría de los casos el perfil de la inmersión (número de inmersiones, profundidad, duración, velocidad de ascenso y descompresiones) junto a factores como el frío, las corrientes, el esfuerzo y condición física del buzo aportarán indicios al diagnóstico.
    Tras una exploración minuciosa ( pruebas para evaluar el equilibrio, la coordinación, la sensibilidad, los reflejos y la fuerza muscular) el médico podrá diagnosticar y decidir si hay que trasladar al buceador a una cámara hiperbárica.

  6. 6 ¿Cómo se trata el síndrome de descompresión?

    En el lugar de buceo y durante el traslado:
    En el hospital y centros especializados el único tratamiento eficaz es la terapia en cámara hiperbárica.
    Primeros auxilios o maniobras de reanimación si el buzo está inconsciente.
    Pedir ayuda.
    Administración de oxígeno al 100% a un ritmo de 10-15 litros por minuto.
    Rehidratación oral (dar a beber líquido) siempre que el buceador esté consciente.
    No dejar que el buceador haga esfuerzos ni coja frío.
    Nunca recomprimir volviendo a sumergirse en el agua.

También te puede interesar

Consejos prácticos para hacer esquí acuático

  • por Practicopedia
  • 17294 visitas
  • 0 comentarios
  • 4475 Votos | Recomendar

Cómo hacer paddle surf

 

Deja tu comentario

Normas de uso

Aviso legal

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Subido el 18/08/2015 por:

Laura Martínez Álvarez
Laura Martínez Álvarez

De Tudela (capital del mundo), ahora exiliada en Madrid. Periodista por vocación, marmota por devoción. @tudelau

Artículos relacionados